viernes, 13 de julio de 2018

AÑO INOLVIDABLE PARA KEVIN ANDERSON, YA ESTÁ EN LA FINAL DE WIMBLEDON


EL MEJOR MOMENTO DE SU CARRERA EXPERIMENTA EL TENISTA SUDAFRICANO KEVIN ANDERSON, QUIEN LUEGO DE DAR LA GRAN SORPRESA EN WIMBLEDON, AL VENCER A LA LEYENDA DE ROGER FEDERER, AHORA SIGUE COMO UN HURACÁN EN UN GRAND SLAM, ARRASANDO CON SUS RIVALES, QUE POR SUPUESTO, NO SE LA HAN DEJADO FÁCIL, COMO  OCURRIÓ EN LA SEMIFINAL CON OTRA GRAN ESTRELLA, JOHN ISNER, QUE POR SUPUESTO, TAMBIÉN SE ENCONTRABA LLENO DE ILUSIONES, PERO AL FINAL TODO SE DIO PARA EL TENISTA DEL CONTINENTE NEGRO. 
EL PARTIDO QUE DEFINIRÍA UN FINALISTA ENTRE KEVIN ANDERSON Y JOHN ISNER, SE PROLONGÓ POR SEIS HORAS Y MEDIA Y CINCO SETS CON LOS SIGUIENTES RESULTADOS, REALMENTE REÑIDOS EN CADA SET: 7-6 (8-6), 6-7 (5-7), 6-7 (9-11), 6-4, 26-24, EN EL QUE SE CONVIRTIÓ EN EL SEGUNDO PARTIDO MÁS LARGOS EN LA HISTORIA DEL TORNEO, QUE EN TODO CASO, REPERCUTE EN EL PLENO ESTADO FÍSICO DEL HURACÁN, CUANDO TENGA QUE ENFRENTAR EN LA FINAL, AL GANADOR DEL ENCUENTRO QUE MUCHOS DENOMINAN COMO LA FINAL ADELANTADA ENTRE NADAL Y DJOKOVIC. 
LA FINAL PARA EL SUDAFRICANO SERÁ BIEN EMOTIVA, YA QUE ES LA SEGUNDA A LA QUE LLEGA EN TORNEOS DE GRAN SLAM, PUES YA HABÍA HECHO LO PROPIO EN EL ABIERTO DE ESTADOS UNIDOS, CUANDO PERDIÓ CON RAFAEL NADAL, UN DUELO QUE PODRÍA REPETIRSE EN WIMBLEDON Y QUE PINTA COMO REVANCHA PARA UN KEVIN ANDERSON QUE YA ES PARTE DE LA HISTORIA DEL DEPORTE BLANCO EN SU PAÍS, DONDE HACE CIEN AÑOS NO SE VEÍA UN TENISTA DE SU NIVEL, COMO ES EL CASO DE BRIAN NORTON, QUIEN LLEGARA A LA FINAL DE WIMBLEDON EN 1921.